domingo, 26 de mayo de 2013

De Mayo a Octubre









Me gusta pasear, recrearme con el paisaje y el paisanaje. Hay un lugar en la costa con un inmenso paseo al que acudo a menudo, sintiendo la brisa del mar y el calor del sol de invierno, siempre se agradece. 
Hacía un mes que no iba, ayer tarde decidí hacerlo; para mi sorpresa, el idílico lugar ha sido tomado por "guiris" y demás gentes que deciden pasar sus vacaciones en el.

Estampa típica de todos los años: Los comerciantes sacan sus productos a la puerta del negocio; ropa, juguetitos, cosas típicas y para el baño en la playa. Lo mismo en los bares, sus cartas de comidas y bebidas. Miles de olores se mezclan mientras camino, un sinfín de variedades olfativas. Abuelitos en grupo admirando asombrados a las jovencitas despechugadas ¿Qué se pondrán en agosto?..por que lo que es quitarse, poco les queda. Parejas jóvenes con sus retoños ...¡Manolo...no ves que se escapa el niño!

Más adelante una pareja de unos cuarenta años discute muy discretamente; se les ve con clase, hasta para discutir la tenían. Ella iba rezagada...él, sigue caminando; al momento se escucha un chillido, la mujer tropieza con un bordillo y cae; el marido presuroso la abraza, la pone en pie calmándola, ella se queja..el la consuela y sonríen . Desde ese instante no queda nada de la discusión...sigo mis pasos aliviada por el final feliz.

En una esquina se oyen gritos, cánticos y discusiones...¡Ya llegaron los conquistadores del lugar! Jóvenes ingleses con sus banderas en el interior de un pub inglés con un escándalo que  duraría hasta dios sabe que horas...pobres vecinos. En ese preciso instante me despido del lugar hasta el mes de Octubre.

Cada verano regresa la marabunta, yo no quiero estar para presenciarlo



1 comentario:

  1. Como para no, una año caí en un lugar así por error, vacaciones de verano, las esperas y llegas todo lleno de ingleses, pub, alcohol y poca tranquilidad... no me volverá a pasar, huyo... te entiendo. Saludos.

    ResponderEliminar